ALQUIMÍSTICA

Siempre me ha fascinado la Alquimia como metáfora del proceso de transformación del ser humano. También me he sentido atraída por el misticismo, en especial por las místicas cristianas, los poetas sufíes, el Zen y los místicos hindúes. últimamente la vida me presenta a nuevas personas que trasmiten estas enseñanzas de formas actuales y sencillas. Una de esas personas es la escritora Mardía Herrera, sus libros “Cómo Santa Teresa me acompañó al sufismo” y “Peregrina” llegaron hasta mí el mismo día que acabé de escribir el que será mi nuevo libro. Y desde luego que para mi fue como una revelación.
Siempre había creído que mi propósito vital consistía en comunicar que somos creadores de nuestra realidad y que podemos conseguir lo que nos propongamos, pero aunque esto es cierto desde mi perspectiva en algunos aspectos, lo que realmente me apasiona es la trasmisión de cómo encontrar el sentido de la vida ya que esto “recoloca” todo nuestro mundo. Por eso nace este nuevo proyecto que aúna Alquimia y Mística desde mi particular y modesta experiencia.
Descubrí que existen propósitos menores, más concretos y mundanos (de los que habla Mardía en sus libros) y con los que yo resueno totalmente. Lo concreto en el aquí y ahora nos lleva hasta ese otro propósito más sagrado.
Así que arremanguémonos y comencemos la labor que nos corresponde a cada uno, que lo demás ya se irá dando…
LABORATORIO DE ALQUIMÍSTICA
Encuentros online para trabajar con la escritura terapéutica, el cuestionamiento de las narrativas internas, la integración emocional, recapitulación, silencio interior, inconsciente y lenguaje simbólico, guía y conexión con la Esencia.
Si quieres más información escríbeme por MD o al 722442501.
Que estés muy bien.

RECAPITULACIÓN

La primera vez que escuche el término “recapitulación tolteca” creo que fue en el libro de Castaneda “El lado activo del infinito”, uno de mis preferidos de este autor. Años después llegó a mí el libro “Donde cruzan los brujos”, de Taisha Abelar, una de sus discípulas.
Ese libro me marcó profundamente.
Comencé a recapitular mi vida entera: relaciones, lugares, casas, trabajos, recuerdos, sueños. Durante un año completo recapitulé “como si no hubiera un mañana” (para las personas que no conozcan esta expresión quiere decir que haces algo intensamente y lo conviertes en tu prioridad).
Recapitular fue muy liberador y me ayudo a superar una de las etapas más oscuras de mi vida. Me sirvió tanto que comencé a incluirla en mis talleres de Alquimia Creativa y a recomendarla en mis sesiones. También hablo de ella en mi oráculo “Las cartas de la Alquimia Interior”.
Si no conoces su funcionamiento, trataré de explicarlo brevemente y a mi manera: Consiste en respirar de una forma específica trayendo a la memoria sucesos del pasado para “revivirlos” ,y liberar así los nudos energéticos y emocionales .Esto restaura el flujo de la energía vital y “ordena” las relaciones .Lo que antes te molestaba deja de hacerlo ,la carga se alivia y es muy posible que la practica te lleve por sorpresa a la raíz del asunto (que muchas veces es otra diferente a la que tu creías).Es especialmente recomendable para “limpiar” el contenido que absorbemos a través de las relaciones más íntimas (parejas, amantes, familia). Una vez que completas el lento y costoso proceso de recapitular TODA tu vida puedes relajarte y utilizarla solo cuando lo necesites. Se recomienda (yo lo hago a veces) recapitular por la noche antes de dormir. Esto actualiza tu energía y te prepara para tener sueños lucidos, o al menos para conectar con lo que yo llamo “El yo infinito”.
No es necesario, a no ser que lo sientas, recapitular toda tu vida. Esta técnica es un buen complemento a las practicas de escritura y meditación. Te puede ayudar a comprender ciertos “enganches” y te ayuda a liberarlos. Si te apetece profundizar en todo esto estaré compartiendo unos encuentros online a través de Zoom. Aprenderás la técnica y además podrás resolver dudas mientras lo haces. Te llevarás un pdf y un audio con la guía para que puedas ayudarte al principio. Necesitarás algunas libretas, bolis, y un lugar donde nadie pueda molestarte durante un par de horas.
Comenzamos a finales de Septiembre/Principios de Octubre. Si estas interesad@ en este encuentro escríbeme y te cuento las fechas y los precios.
Qué estés muy bien.

MI NUEVA YO

Llevo varios días tratando de escribir sobre las sesiones individuales que ofrezco. En los últimos años he ido transformando lo que hago porque yo misma me fui transformando. Llegué a un punto en el que no sabía ni quién era, ni que hacía ni qué quería hacer.
Ya había experimentado la noche oscura del alma, para mi sorpresa, hay muchas y diferentes noches oscuras del alma y todas son increíblemente jodidas y reveladoras.
Volviendo al hilo de lo que quiero ofrecer y como transmitirlo para que se entienda; reconozco que soy una rebelde sin causa, no me gusta el marketing, ni las estrategias ni vender. Siempre he creído que si lo que ofreces está alineado con tu propósito se expandirá tarde o temprano. También creo que muchas veces nos saboteamos y aquí es donde comienza la paradoja.
Yo y mis personajes internos vivimos en una realidad que necesita trabajar, comer y funcionar en este plano y luego está el yo infinito que vive en la dicha constante y observa sin juzgar todo lo que acontece y no necesita absolutamente nada. Y la realización interior llega cuando asumimos esta verdad. (Ojo, todo esto es desde mi experiencia y sentir, muy subjetivo, no tiene que ser tu verdad)
Me gusta llamar a esta forma de encarar la vida; Alquimística.
No puedo solo existir en este plano, tengo que incluir mi parte espiritual (por llamarlo de alguna manera). Si no lo hago, me atasco. Aunque yo no soy la que hace, me dejo hacer por la vida. Se que algunas personas no entenderán esto (a veces no lo entiendo ni yo), ya llegará la comprensión si tiene que llegar.
Resumiendo, a partir de ahora estaré ofreciendo acompañamiento online a cualquier persona que necesite o quiera aprender esta fusión de Alquimia interior y mística. No tiene un nombre concreto, simplemente son sesiones online en las que utilizo símbolos que yo misma he creado (o que la vida a través de mí ha manifestado). Con estos símbolos vemos como aplicar la Alquimia interior para trasmutar lo que nos pesa, traba u obstaculiza aquí y ahora. Durante este proceso podemos conectar con nuestro Ser, encontrar el sentido de nuestra vida y dejar que la vida nos fecunde para parirnos de nuevo a nosotros mismos, sin miedo, sin dolor, con propósito.
Que así sea.
Así Es.

SUEÑOS

He vuelto a tener uno de “esos” sueños.
Durante varios días su recuerdo me acompañaba insistente, como queriendo llamar mi atención. Necesitaba ser descifrado. Al tercer día encontré un rato para sentarme a escribirlo.
Hasta hace poco escribía en mi cuaderno de sueños nada más despertarme pero ahora paso directamente a la meditación. Aun así, tengo facilidad para recordar los sueños y puedo sentarme a escribirlos más tarde. Ese sueño era tan intenso que lo recordaba perfectamente. Me dispuse a relatarlo con todo lujo de detalles, mi mano escribía veloz, como impulsada por una fuerza sobrenatural, apenas entendía mi letra pero conforme iba escribiendo las imágenes se sucedían y todo encajaba como un gran puzle. Ahí estaba el mensaje, la revelación, justo delante de mis narices y yo incapaz de verlo hasta ese momento. Ahora solo necesitaba “caminarlo”, pasarlo del inconsciente al consciente.
Sueño desde muy joven, literal y simbólicamente. Cuando era adolescente era capaz de distinguir entre cuatro tipos diferentes de sueños: los ordinarios, los simbólicos, los proféticos y los lúcidos. Durante muchos años hice un proceso de auto indagación con los sueños a través de la escritura. Al cabo de los años fui prefiriendo mis cuadernos de vigilia. Lo simbólico en lo mundano me fascina. Lo que une a ambas formas de descifrar o “despertar” es la escritura. Algo sucede cuando escribo, es como si me dejara guiar por una fuerza mayor.
Estas últimas semanas están siendo muy fructíferas en sueños e inspiraciones. Y especialmente estos primeros días de septiembre, quizás la luna llena en piscis ha movido mis memorias internas, eso y el flotar casi cada día dos horas en las cálidas aguas del mediterráneo. Un gran útero que me nutre y me sana. Qué afortunada me siento. Cuanta magia en lo mundano si sabemos mirar con los ojos del corazón.
Que así sea.
Así Es.

MEDITACIÓN

Me desperté sobre las 6:30 de la mañana. Cada día trato de meditar a esa hora (no siempre lo consigo). Hoy mi mente estaba inquieta, varias veces me di cuenta de que estaba pensando en mis cosas. Ese «darme cuenta» ya es un avance, especialmente cuando no lo juzgo. Vuelvo a centrarme y a los pocos minutos mi posición corporal empieza a molestarme. Me muevo, me recoloco, busco un mudra, lo deshago, pongo mis manos encima de los muslos, pienso en sí mejor hoy tumbarme en el suelo… Otra vez me doy cuenta de la «jugarreta» (marditos roedores). Vuelvo al centro. Parece que todo va bien. Lo estoy consiguiendo. Siento paz, amor y una energía que me abraza. Entro en éxtasis divino.
Lamentablemente una vez más debo volver al centro. Rechazar la invitación y seguir siendo solo un testigo. Es muy difícil, sobre todo cuando te has habituado a recibir tanto regalos que llegan en ese estado. Soy consciente de que no hay meta, solo ese darse cuenta, una y otra vez y muchos espacios de vacío. Quiero despertar del sueño pero de momento sólo me doy cuenta de que estoy soñando. Dicen que eso ya es mucho.
Soy la eterna aprendiz y también soy la Diosa de mi olimpo. Qué paradoja.

VOLVER A AMAR

Abrí con la llave dorada la cerradura que cubría mi alma y me despojé de los oscuros rieles que oprimían mi pecho.
Tuve miedo y pensamientos paralizantes; me atormentaron; pero a pesar del dolor, seguí adelante.
Cansada de ocultar la rabia y disimular el dolor, decidí abrir de par en par las ventanas de mi ser y volar desnuda, libre de prejuicios.
Me sentía sola en un mundo sin sentido, en un universo ilimitado que me había relegado al olvido.
¿Dónde están los dioses del Olimpo cuando se les necesita?
Mi corazón seguía vaciándose de las lágrimas de desamor, dejando espacio para amarme una vez más.
Una corriente nueva y fresca inundaba cada célula, despertándome e iluminándome.
Arrojé la llave dorada al mar para que el corazón quedara abierto para siempre.
Invoqué a las Diosas de mi cielo para que me dieran la fuerza y el tesón que necesitaba.
Y así, día a día, fui recuperando el honor.
Ya no me duele, ya no sangra la herida.
Me han brotado flores en el pelo.

Silvia Mai
“Conjuros de amor propio”
A la venta en Amazón.

#SilviaMai
#Conjurosdeamorpropio